TÉCNICAS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA


Cuando hablamos de T écnicas de Reproducción Asistida Conceptum provee los mejores estándares internacionales. Sofisticación tecnológica y habilidades clínicas las cuales son la clave para una fertilización in Vitro exitosa. Nuestros laboratorios de endocrinología, andrología y embriología están equipados con la más moderna tecnología existente, ofreciéndoles así una óptima eficiencia.

Las técnicas que nosotros ofrecemos son :

 
Inseminación
El procedimiento más común entre las técnicas de reproducción asistida es la inseminación. Se basa en la introducción del semen ya sea del esposo de la paciente o de donante (en casos en los cuales la calidad del semen es tan deficiente que no existen espermatozoides en la muestra) por medio de una cánula en el Útero. Como regla general para aumentar las probabilidades de embarazo se realiza una inducción de la ovulación (para que obtener múltiples óvulos y así aumentar las probabilidades de embarazo).
Este procedimiento se utiliza en pacientes con dificultades para embarazarse, a quienes no se les sospeche daño tubárico ya sea por endometriosis, infecciones crónicas o cirugía pélvica y el semen de la pareja sea lo suficientemente bueno.
Fertilización in Vitro
Para la fertilización in Vitro es necesario realizar una inducción controlada de la ovulación (en vez de obtener un óvulo se pueden obtener varios). Los óvulos se encuentran en el ovario dentro de los folículos (los cuales no son más que sacos de líquido que incuban al óvulo durante el ciclo menstrual). Dichos folículos miden hasta 2 cm. y por su tamaño son visibles a través de ecografía transvaginal.

En el momento indicado los óvulos bajo visión ecográfica son aspirados bajo sedación profunda y posteriormente inseminados en el laboratorio obteniendo así la fecundación in Vitro. Luego de la fecundación se obtienen los embriones y después de 2 a 5 días mediante de una cánula se transfieren al útero.

Inyección intracito-plasmática de un espermatozoide (ICSI)
Cuando eventualmente la causa de la infertilidad es masculina y el número o la calidad de los espermatozoides no es la suficiente para producir la fecundación espontánea en un ciclo de IVF, utilizamos el ICSI. Ayudados por técnicas de micro manipulación (microscópicamente ayudados por dos brazos hidráulicos asistidos por microcomponentes) se toma un espermatozoide por la cola y con una micro aguja se inyecta dentro cada óvulo produciendo así la fecundación.
Transferencia de Blastocistos
El blastocisto es el embrión en su quinto día de desarrollo. Este tiene más de 100 células las cuales se diferencian ya en masa celular interna o polo fetal y trofoblasto o placenta. Este por ser un embrión más especializado tiene un mayor poder de implantación razón por la cual se transfieren menor cantidad de embriones disminuyendo así el riesgo de embarazo múltiple.

El embarazo múltiple de alto grado (triples, cuádruples, quíntuples, etc.) pudiera ser catastrófico tanto para la madre (Diabetes gestacional, Preeclapmsia y otros) como para los fetos (muy bajo peso al nacer, prematuridad de alto grado con severos riesgos de daño cerebral profundo y/o muerte fetal.).

Crío preservación
Durante los ciclos de IVF en algunos casos se producen más embriones de los que es prudente transferir (para evitar así el embarazo múltiple), razón por la cual se procede a congelarlos para su preservación. Estos embriones se transfieren en un ciclo posterior en caso de no embarazo o en un futuro para un próximo embarazo, evitando así una nueva inducción de ovulación disminuyendo costos así como los riesgos.
Cra 16 # 82-29 piso 7 - PBX+571-6164480, Fax +571-6108068 - Bogotá, Colombia, Sur América.