El camino de las parejas homosexuales para tener hijos biológicos


Las parejas homosexuales masculinas que deciden formar una familia tienen un sinnúmero de retos por resolver. La sociedad avanza todos los días reconociendo los derechos de la comunidad LGTBI pero aún así existen muchas barreras por derribar. En el caso de estas parejas, la gestación subrogada es el camino cuando el deseo es el de tener hijos biológicos.


En la gestación subrogada de parejas homoparentales, uno o los dos podrían ser los padres biológicos. ¿De qué depende? De las preferencias personales y de la pareja, de la edad y de las condiciones médicas de cada uno, así como también de los costos del tratamiento que puedan asumir.


Cuando una pareja elige el método de gestación subrogada tradicional, la mujer gestante y la mujer que dona los óvulos son la misma persona. Si no existe ningún problema de fertilidad masculina, el procedimiento se puede hacer a través de inseminación artificial con el semen de uno de los dos miembros de la pareja. Cuando existen trastornos de la fertilidad masculina es necesario recurrir a la fertilización in vitro.

Por otro lado, cuando se opta por la gestación subrogada gestacional, la mujer gestante es una (es quien lleva el embarazo pero no tiene vínculo biológico con el bebé) y la mujer que dona sus óvulos es otra (es quien aporta el material genético y en la mayoría de los casos se trata de una donante anónima). En esta situación, se debe recurrir a la fertilización in vitro, se utiliza el semen de uno o de los dos miembros de la pareja y los óvulos de la mujer donante y se transfiere el(los) embrión(es) a la mujer que será la gestante.


Cuando sólo uno de los dos miembros de la pareja aporta su semen, elegido por mutuo acuerdo o por razones médicas, éste será el padre biológico y el otro será el padre de intención. Si por el contrario los dos hombres desean y pueden aportar su muestra de semen, se pueden fertilizar la mitad de los óvulos de la donante con la muestra de uno y la otra mitad de los óvulos con la muestra del otro. En este caso la transferencia de los embriones se puede hacer de diferentes maneras:

  • Se escogen el(los) embrión(es) de mejor calidad para ser transferido(s) a la mujer gestante, sin saber a cuál de los dos miembros de la pareja corresponde el material genético masculino del embrión seleccionado (sólo uno de los dos miembros de la pareja es el padre biológico)

  • Se escogen dos embriones, un embrión de cada uno de los hombres, para ser transferidos a la mujer gestante de forma simultánea (un sólo embarazo con la probabilidad de embarazo múltiple, los dos miembros de la pareja pueden llegar ser padres biológicos, uno de cada hijo)

  • Se escoge un primer embrión para ser transferido a la mujer gestante y llevar cabo el primer embarazo y, en un segundo tiempo, se transfiere un segundo embrión para el segundo embarazo (los dos miembros de la pareja pueden ser padres biológicos, uno del hijo del primer embarazo y el otro del hijo del segundo embarazo).

Pasos para la gestación subrogada gestacional en parejas homosexuales:
  • Elegir a la mujer que será la gestante

  • Elegir a la mujer que será la donante de óvulos

  • Elegir si la muestra de semen a utilizar será de uno o de los dos miembros de la pareja

  • Fertilización in vitro con los óvulos de la mujer donante y el semen de uno o de los dos miembros de la pareja

  • Transferencia de el (los) embrión (es) a la mujer gestante

La gestación subrogada es la alternativa de muchas parejas homosexuales para hacer realidad el sueño de construir una familia. Es un proceso complejo que puede ser largo, difícil y emocionalmente desgastante y por eso es fundamental el manejo multidisciplinario por parte de un equipo médico de especialistas en medicina reproductiva, apoyo psicológico y acompañamiento legal.

222 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo