¿Cuáles son los síntomas de la ovulación?

El período fértil en una mujer ocurre una vez al mes durante la ovulación. Este fenómeno sucede cuando el óvulo se encuentra en la cúspide de fertilidad y puede durar vivo entre 12 y 24 horas, mientras que los espermatozoides viven 48 a 72 horas.


Durante este período presentarás cambios corporales producto de la maduración de los óvulos. Si identificas estos cambios, podrás saber cuáles son tus días fértiles, lo que te ayudará a planificar más efectivamente.


Cambios corporales más evidentes:


1. Temperatura corporal: La temperatura corporal basal diaria (tomada con termómetros especiales antes de levantarte y después de 4 o 5 horas de sueño) varían por los cambios hormonales. Hay un pequeño descenso antes de la ovulación y un aumento de 0,2 a 0,5 grados centígrados después de la ovulación y esto indica el cierre del período fértil.


2. Moco cervical: La presencia de un moco de tipo estrogénico, que aparece de manera progresiva en la vagina y la vulva 5 a 6 días antes de la ovulación, es transparente, filante y lubricante. Por otro lado, está el moco tipo progestacional que aparece después de la ovulación que es escaso, denso y opaco.


3. Cambios en el cérvix o cuello del útero: Por medio de un autoexamen digital se puede comprobar cambios en el cérvix. Durante el período fértil, el cervix es blando y abierto, y se encuentra en la parte interior de la vagina.


4. Aumento de electrolitos y resistencia eléctrica: La cantidad de electrolitos y la resistencia eléctrica en la saliva y en las secreciones vaginales, disminuyen de manera progresiva hasta el momento de la ovulación. Cuando la ovulación ocurre, los electrólitos y la resistencia eléctrica aumentan. Esto solo se puede medir con aparatos especializados.


5. Elevación de la hormona luteinizante (LH): El aumento progresivo de esta hormona determina que la ovulación ocurrirá entre 32 a 36 horas después. La LH se puede determinar en la orina utilizando unos dispositivos bastante económicos y fáciles de usar.


6. Sensibilidad mamaria y dolor ovulatorio: Otros cambios que son menos evidentes y, en ocasiones imperceptibles para algunas mujeres, son la tensión o sensibilidad mamaria y el “dolor” ovulatorio.


Artículo tomado de:

www.miembarazo.com.co

Suscríbete a nuestras newsletter

© 2019 por Conceptum Unidad de Fertilidad del Country.

Todos los derechos reservados.